Conseguir unos cupcakes esponjosos, un delicioso cheesecake, unas galletas doraditas sin quemarse o un irresistible betún de chocolate, puede ser mucho más sencillo de lo que crees. Conoce estos sencillos pero eficaces tips y trucos que te harán la vida más simple si quieres comenzar en la repostería o mejorar tus técnicas.

  1. Utensilios adecuados

Ve poco a poco adquiriendo moldes, medidores, rodillos, mangas, bowls, espátulas y todos esos utensilios principales en la repostería. Hay de precios accesibles y materiales duraderos. Recuerda que implementar la técnica adecuada requiere del utensilio correcto.

  1. Ingredientes exactos

La repostería es la ciencia exacta de la gastronomía. Por eso sigue la receta al pie de la letra porque, al contrario de lo que suele pasar en la cocina, en la repostería no es aconsejable improvisar ni usar cantidades a ojo. Tenemos que respetar las medidas y seguir los pasos indicados.

  1. Ingredientes a temperatura ambiente

La leche, los huevos… todos los ingredientes tienen que estar a temperatura ambiente a menos que la receta diga lo contrario. La mantequilla -si lleva- tenemos que sacarla con tiempo de la nevera para que tenga textura pomada. Si hemos olvidado sacar los huevos de la nevera, podemos sumergirlos en agua tibia unos minutos.

  1. Pasteles más esponjosos

Un truco para conseguir que tus cupcakes o pasteles queden más esponjosos es no sobre batir la masa una vez se agregue la harina. Usar harina baja en gluten también ayuda al igual que hacer un buen cremado. Compruébalo la próxima vez que hornees.

  1. Conoce tu horno

El 50% del éxito de un producto lo hace el horneo, y el otro 50% tener una receta balanceada y la ejecución correcta de las técnicas para su elaboración. Una recomendación es comprar un termómetro externo y mantenerlo en el interior del horno, esto te permite verificar que la temperatura interna del horno es la correcta.

  1. Una pizca de sal

Un truco que les comparto para mejorar las masas en repostería (tortas, cupcakes…) es añadir una pizca de sal. La sal es un potenciador de sabor y el cambio entre usarla o no, aunque sutil, marca la diferencia.

Y por último practicar y practicar mucho, no hay más truco así perderás el miedo y ganaras experiencia.

Espero que les haya sido útil este post, si es así, compártelo con sus amigos.

Más Recientes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Carrito de compra